El origen de México inspira cada diseño de Samperio

*Su próxima presentación es en la Ciudad de México el 3 y 4 de febrero

No cabe duda que la juventud es un divino tesoro, parafraseando a Rubén Darío. Usar este regalo de manera correcta, depende de muchas cosas, entre la disciplina, constancia, escuchar consejos, crearse metas, responsabilidades, y más. Tuxpan es una ciudad que está llena de talentosos jóvenes, destacando en diversas áreas, tanto en la misma ciudad o en otros lugares.

Este es el caso de Jorge Pablo Iturbide Samperio, oriundo de Tuxpan con la licenciatura en Diseño Gráfico en la Universidad Gestalt de diseño, en la ciudad de Xalapa.

Su expresión artística ha llegado a exposiciones en los estados de Oaxaca, Yucatán, Guanajuato, Zacatecas, Veracruz, entre otros. En cada una de ellas plasman una combinación de nuestras raíces y cultura con el gusto del diseñador por los comics. Una manera atractiva para que grandes y chicos despierten su gusto por nuestra tan bella cultura.

De Tuxpan y otros chuchos: ¿Por qué decidiste estudiar Licenciatura en Diseño?

Samperio: Mi gusto por el diseño surgió cuando de pequeño veía las caricaturas de Dragon Ball (con una risa) obviamente; los Caballeros del Zodiaco y otros animes. Durante la secundaria y preparatoria, dibujaba a mis maestros. Poco a poco mi interés por la cultura prehispánica comenzó, así que decidí estudiar de manera autodidacta. Esto me llevó a adentrarme a mis diseños enfocados en la cultura.

De Tuxpan y otros Chuchos: ¿Cómo has conjugado tu gusto por el diseño y la cultura prehispánica?

Samperio: Me he abierto camino, estudiando como lo mencioné, más a fondo las culturas prehispánicas. Doy talleres de dibujo a las comunidades y así aprendo de sus raíces. A su vez, algunas empresas que me han contratado, son el vínculo para el financiamiento de mis estudios a profundidad de las culturas prehispánicas, porque todo el dinero recaudado se aplica para estudiar los códices prehispánicos y antiguos. Y es donde entra el diseño. Diseñamos productos innovadores para la interacción con los niños, como plantillas para colorear, rompecabezas, postales, tazas mágicas, etcétera. Y he creado personajes basados en Huitzilopochtli, el Colibrí mensajero de dioses, Xopilli diosa de las flores y el amor y Tzontemoc, con orgullo del puerto de los Bellos atardeceres.

 

Cuatlicue, madre de Huitzilopochtli, basada en información de Zacatecas. Museo Guadalupe y Pedro Coronel.
Dios ancestral del fuego, estudiado de las esculturas en el Museo en Santo Domingo, en Oaxaca.
Xochippilli, diosa de las flores y el amor,  mostradas en las festividades de la Guelaguetza, Oaxaca.

 

 

 

De Tuxpan y Otros Chuchos: ¿En qué consisten los talleres?

Samperio: Tengo un fuerte interés en que crezcamos con identidad y eso corresponde el conocer nuestras raíces, lo que hace nuestra cultura.  Por ello, en los talleres le explicamos a los niños y adultos que gusten, sus orígenes y les doy técnicas de coloreo en mis stands. Estoy abierto a dar los talleres gratuitamente en comunidades indígenas.  Como anteriormente lo mencioné, esto me brinda un apoyo a mí, en el crecimiento de conocimientos sobre las raíces. De hecho, hace poco presenté mi trabajo en Zacatecas y Oaxaca, lo que me permitió conocer un poco más y hacer más “personajes” combinado con el cómic y hacer la cultura, las tradiciones, la historia de una forma atractiva a los niños y jóvenes.

De Tuxpan y otros chuchos: ¿Tienes alguna exposición en puerta?

Samperio: Sí.  En la Ciudad de México, en Reforma, el 3 y 4 de febrero, es una exposición de nivel internacional, y tendré ahí un stand. También tengo agendado otras visitas a diferentes partes del país para seguir conociendo más de la cultura, y son Patzcuaro Michoacán, Mérida cerca de Tulum, Guanajuato y Oaxaca de nuevo.

De Tuxpan y Otros Chuchos: ¿Tienes algún mensaje que puedas dar a los jóvenes?

Samperio: Mi mensaje, en especial para los jóvenes, es que persigan sus sueños insistentemente pero con responsabilidad. Recordemos que todo es con una disciplina. No se desanimen porque en mi caso, muchas veces escuché que del diseño o dibujo no iba a vivir. Si se ve con esa idea, ya tenemos una mente derrotada antes de empezar la batalla. Pero más que batalla, hay que disfrutar la aventura y ese es el secreto. No sacrificarte por lo que quieres, sino entregarte con todo tu amor.

El dios Jaguar de la juventud, estudiado en Monte Albán.

Deja un comentario