Entre mujeres: un pensamiento por el Día Internacional de la Mujer

Día internacional de la mujer

 

Cesia Carrillo Clemente

Entre mujeres… nos viboreamos de pies a cabeza. Ponernos de acuerdo, es una odisea. La mayoría coincide en que tener amigos hombres, es más efectivo, por aquello de los secretos y que no te tienen celos.

día de la mujer
El 08 de Marzo se celebra el día internacional de la mujer.

La verdad, siempre he admirado a los hombres cuando se unen para jugar o ver un partido de fútbol. Digo, es impresionante ver cómo sin conocerse pueden entrar a jugar una cascarita. E incluso aun cuando haya quienes se “caen gordo”, jugar es un pretexto para olvidarlo o para darse con todo, al final, es “jugando”.

En cambio, las mujeres solemos ser muy cerradas. A nuestros círculos es muy difícil dar acceso a otra fémina, al menos que ésta minuciosamente haya cumplido cada uno de nuestros requisitos, e incluso a pesar de los requisitos, depende de nuestro humor.

No me malinterpreten, no estoy echándole a mi género, pero sé exactamente de qué pie cojeamos. Al final, siempre es un orgullo ser mujer, pero qué difícil es. Basta por comenzar la lista de problemas con lo que cada mes tenemos. Entender nosotras mismas lo que queremos, añadido que el sexo masculino no descifra lo que nosotros tampoco desciframos, lo cual nos lleva a una vida de enojo, berrinches, y bueno… ya sabes. Sólo ámennos.

Hay de dos. Usar todo lo que sabemos sobre nosotras y nuestra forma de ver la vida, como mero pretexto para  tener conmiseración y los demás compasión o a pesar de eso salir adelante. Está muy de moda el ser luchonas, pero cuando nos conviene, usamos la “ternura” a nuestro favor.

Creo que no se trata de género, se trata de sentido común y el anhelo de salir adelante. Usar lo que tenemos para un bien. Y las cosas que no comprendemos, pues no esperar que otros las comprendan.

Las mujeres podemos continuar rompiendo las barreras que por años habían sometido al género. Pero en este siglo, en honor a quienes llevaron más insultos para que nosotras tengamos algo de libertad, tenemos el deber moral de hacer con nuestras vidas un éxito. Además de cumplir con nuestras responsabilidades teniendo, acceso a los derechos.