*La receta de su éxito en dos años consiste en mezclar la honestidad y la calidad

Hace más de dos años abrió sus puertas una nueva cocina en Tuxpan con un toque juvenil: “Bar Estero Restaurante”.

Su Chef, Mario Loya, nació en estas tierras, que limitan con las aguas saladas del Golfo de México, por ello sabía desde el principio que competir con las cocinas locales no sería fácil.

Lo aprendió tras ser aprendiz en algunas cocinas de la ciudad; razón por la cual, cuando comenzó a escribir la historia de “Bar Estero”, se inclinó por llevar a la mesa aquellos platillos que no eran parte de la tradición en el paladar tuxpeño.

Los “aguachiles” fueron su inicio y ante comensales cada vez más exigentes, comenzó a expandir la variedad de sus platillos y a explotar los sabores naturales del puerto.

Después de dos años abierto al público y tras retornar de un mes de descanso, la carta de Bar Estero ha sido renovada con la nueva estrella, que es el mezcal en sus diferentes expresiones dentro de la coctelería.

Un cliente que los obliga a mejorar cada día

Para el equipo de Bar Estero estos dos años son, ante todo, una superación personal. Antes de dicho proyecto Mario fungió como cocinero en varios restaurantes del país y hoy es el Chef de un lugar en el que comenzó a escribir una historia distinta desde que abrió sus puertas junto a un equipo que en su mayoría no tenía toda la experiencia en la cocina o en actividades del ramo restaurantero, pero sí tenía un gran ímpetu por aprender y dar su mejor esfuerzo cada día.

En dos años, el equipo desarrolló sus habilidades en cocina fría, diseño de coctelería y en la elaboración de su propio pan y su propio “tepache”, abriendo camino a una cocina que siempre busca proponer nuevos sabores los comensales.

 

La inspiración que brota en este lugar se debe la exigencia y confianza de los clientes, convirtiéndose así en un equipo versátil y completo.

“Tengo clientes muy buenos que nos han apoyado a lo largo de estos años y lo único que esperan a cambio es que se les  corresponda con un buen servicio y un producto de calidad. Creo que esa es la fórmula aquí, desafortunadamente en el país existe una crisis de honestidad y si tú eres honesto con el servicio que das y con el producto que estás ofreciendo los comensales le dan un gran valor”.

Con sabor a Tuxpan

Tener sabores frescos y de temporada es vital para la cocina de Bar Estero, por ello cuando salen en busca de los ingredientes prefieren seleccionar  productos criollos, aquellos que se cultivan en las comunidades, que llegan a su punto exacto de maduración, que no son cortados en su desarrollo, sino con la gestación exacta en la que está comprobado que los sabores son más agradables al paladar.

“Cuando sabes que el producto fue cortado a su debido tiempo, no antes, no después, sino en el momento exacto, sabes que en tu platillo tendrás un sabor más real. Este simple detalle afecta todo y beneficia por completo el sabor. Cuando hay un buen producto el comensal lo siente y tú como chef simplemente le pones unos pequeños agregados para que lo disfrute, hay ocasiones en que nos hemos encontrado con un producto tan bueno que no necesita más”.

 

Lo local tiene calidad

En la cocina de Bar Estero siempre se busca que los ingredientes sean de calidad y eso no necesariamente suele ser lo mismo que ser de marca o con la etiqueta de importación.

Por eso han comenzado la búsqueda de productos locales y regionales, como por ejemplo la mantequilla producida por la empresa local “Villa Alpina” dedicada mayoritariamente a la venta de yogurt y quesos en la región, así como dos cervezas artesanales “la Tuxpeñita” y “la Totonaca”, procedente del pueblo mágico Papantla.

Además, con el objetivo de dar un sabor único a sus platillos, se encargan de hacer su propia mayonesa, aderezos, papas, vinagretas, endulzantes e incluso su propia carne añejada.

#Burbujas # espuma #cerveza #totonaca #vanilla #chocolate #stout #cerveceríatajin

Una publicación compartida por Bar Estero Restaurante 🐟 (@bar_estero) el

Del Golfo a la mesa

Apostando por una cocina propositiva y con una carta diferente a las de otros restaurantes, Mario ha logrado introducir platillos realizados con atún fresco capturado por la única flota atunera del Golfo de México y cuya calidad es reconocida incluso en el extranjero.

Es con el aprendizaje de ocupar atún que el chef ha aprendido a sacar el mayor provecho de todos los productos que llegan a él, ya que así como otras carnes, en el atún se realizan cortes específicos para aprovechar mejor su sabor.

Para degustar estos variados platillos tendrías que visitar en diferentes ocasiones “Bar Estero” o estar muy al pendiente de sus redes sociales, ya que no hay un día o una fecha en específico para poder probar todos los deliciosos manjares que ofrecen.

Atún de ése, del más fresco #tuna #numberone #sushiquality #tataki #tartar #tostadas #calidadtotal #tuxpan #veracruz #consumelocalmx #golfodeméxico

Una publicación compartida por Bar Estero Restaurante 🐟 (@bar_estero) el

El nuevo inquilino de “Bar Estero”: Mezcal

Desde sus inicios, “Bar Estero” ha estado jugando con las frutas de temporada en cocteles que periódicamente cambian de protagonista.

Siguiendo la línea de aprovechar lo que las estaciones del año ofrecen para complementar el mezcal, se eligió al Mezcal inclinándose una vez más por el producto nacional, ofreciendo una inigualable combinación.

“En coctelería hemos tomado experiencia y seguimos las tendencias mexicanas, por lo que estamos explorando el mezcal y su mixología que se unen con nuestra idea de ofrecer al cliente lo más fresco, de temporada y nos permite jugar con la variable de sabores que el producto criollo puede ofrecer, para dar un sabor que se distinga”.

 

Espeso Mezcal de Jobo para el Susto.

Una publicación compartida por Bar Estero Restaurante 🐟 (@bar_estero) el

Un equipo de trabajo que se convirtió en familia

Mario señala que a lo largo de dos años ha visto llegar e irse a muchos trabajadores porque en ocasiones realmente su sueño no era trabajar en una cocina; sin embargo, atesora a quienes a lo largo de dos años lo han acompañado en la tarea de ofrecer a los comensales los mejores sabores y el mejor servicio.

“No se trata sólo de ganar un sueldo, sino más bien de crecer como personas, aprendiendo nuevas habilidades y desarrollando la creatividad que hay en cada uno de nosotros, queremos que los trabajadores de Bar Estero se sientan a gusto trabajando aquí, porque son personas muy valiosas en las cuales confió y quienes soportaron junto a nosotros el mes que tuvimos que cerrar”.

 

Retos y expectativas

Después de lograr colocarse en el gusto de los comensales ahora el reto de “Bar Estero” es mantenerse como el preferido de sus clientes.

El tiempo que cerró las puertas, les sirvió para meditar en esos dos años de prueba anteriores y para poner énfasis en sus puntos débiles, pues para Mario el vicio de la competencia en ocasiones es caer en el error estar contra los demás restauranteros, cuando el verdadero reto es con el propio cliente y saber comunicarse con él.

Es así que, en su regreso, “Bar Estero” disminuye el número de mesas para concentrarse en la atención al comensal y enfoca su horario de atención para cenas de seis de la tarde a once de la noche.

Ahora que te dimos todas las razones para darte la vuelta por este excelente y único lugar, anótalo en tu próxima visita al bello Puerto de Tuxpan.

#nuestraplaya #tuxpanveracruz #playasur

Una publicación compartida por Bar Estero Restaurante 🐟 (@bar_estero) el

 

Aquí el mapa para llegar:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: