*Un museo con temática extranjera en el país

Hay un punto de la historia moderna que sin duda estableció lazos que ni los cubanos, ni los tuxpeños podrán olvidar; fue un 25 de noviembre de 1956 que esta historia quedo sellada con la partida del Yate Granma desde esta tierra huasteca.

Pero a México y a Cuba los unen muchas cosas, como lo son mismos conquistadores: los españoles, por ello construcciones como “El Morro” y “San Juan de Ulúa” son tan similares. El Danzón que se baila en Tuxpan cada domingo, en el puerto de Veracruz cada semana y que llegó desde aquella isla.

Dos Grupos cubanos en el puerto

Muchos tuxpeños aseguran haber conocido a Fidel y haber platicado con el afablemente en el puerto. Pero tanto los investigadores del Museo como el Cronista de la Ciudad advierten que esto es algo un poco difícil, pues al ser un movimiento clandestino, no podían darse el lujo de ser vistos o conocidos.

Salvador Hernández cronista de la ciudad refiere que los cubanos que todos conocieron vivían en una casa ubicada cerca del Club de Pesca, se encargaban de sacar desechos del río que dejaban los trabajos petroleros. Algunos se casaron con mujeres tuxpeñas, uno de ellos recuerda, con una de las hijas de los señores Riquelme dueños del cine Terraza. Pero no fueron los mismos que salieron a pelear por la Revolución Cubana.

Los cubanos que acompañaron a Fidel Castro se adiestraron en los ranchos los Gamitos en el Distrito Federal, Santos Rosa en Chalco Estado de México y María de los Ángeles en el Estado de Tamaulipas, pues Fidel tenía a su gente distribuida en diferentes partes de la República Mexicana.

Un mexicano luchando por Cuba

Entre los expedicionarios hubo cuatro personajes que no eran de nacionalidad cubana, podrás encontrar sus bustos en el patio del Museo, uno de ellos fue Alfonso Zelaya Alger o Alfonso Guillen Celaya, quién nació en Torreón, Coahuila y falleció a los 57 años.

El 9 de octubre de 1955, de paso por el bosque de Chapultepec, el joven mexicano se detuvo para escuchar con admiración el discurso que allí pronunciaba Fidel Castro, ante el grupo de compatriotas. De inmediato, Zelaya le manifestó a una amiga su deseo de colaborar con los compañeros del Movimiento 26 de julio. A finales de ese año hizo contacto con Héctor Aldama y al día siguiente del encuentro fue citado para el campo de tiro Los Gamitos, donde Fidel y otros cubanos realizaban prácticas. Horas después le expresaba a Raúl Castro su disposición de incorporarse a los planes revolucionarios.

En su evaluación del campo de tiro consta: Buen tirador. Excelente resistencia física, muy disciplinado. Algunas planchas y pasos dobles por sonrisas. Magnífico combatiente de primera línea y apto para mandar. Reacciona rápido ante cualquier situación.

Celaya murió en México el 22 de abril de 1994, cuando participaba en un evento como representante de Cuba. Fue enterrado en tierra cubana, en el Cementerio de Colón el 25 de abril de 1994.

Leer más sobre el en: Alfonso Guillén Zelaya Alger

La historia del emblemático Yate Granma

El yate Granma se adquirió entre los días 25 y 26 de septiembre de 1956, su precio fue de 15 mil dólares. Antonio Del Conde “El cuate” tenía tratos para comprar un barco en funciones de uso personal según esté personaje mexicano al ver Fidel el barco dijo: “¿y ese barco? En ese barco me voy a Cuba”.

Replica del Yate Granma

Según consta en documentos el barco fue construido en 1943, por lo que al momento de su partida a Cuba tenía 13 años de fabricación.

El yate estaba matriculado en el Puerto de Tuxpan, Veracruz, para navegación de altura y tráfico de recreo, con señal identificar viva de radio XCGE. En 1953 la embarcación había naufragado durante el paso del ciclón y permaneció algún tiempo bajo el agua lo que incremento su deterioro general.

El líder del movimiento asigno la reparación de la embarcación a Jesús Reyes Chuchú con la contribución de Antonio del Conde quién haría la reparación de los motores. En la actualidad el yate Granma se exhibe en el Memorial Granma adjunto al Museo de la Revolución. Tuxpan tuvo una copia de este Yate otorgada por el gobierno Cubano que desapareció durante el Huracán Diana de 1990.

Cuba y México siempre estarán hermanados por este momento histórico, en el que Tuxpan sin saberlo tuvo una participación fundamental.

Más sobre el yate en: Desembarco del Yate Granma

Fidel Castro y su única visita al Museo

El cronista de la ciudad Salvador Hernández, guardó un fragmento del discurso que el 4 de diciembre de 1988, pronunció en su única visita al Museo México – Cuba en el que expresa su sentir por México:

“Entre México y Cuba no se puede hablar de amistad, se tiene que hablar de hermandad… de unidad, de acercamiento, de integración. México es una segunda Patria para nosotros, México es el país que siempre respeto a Cuba, México fue el único país de América Latina que se negó a acatar órdenes de los Estados Unidos. El único país que no traiciono la causa de la solidaridad entre los pueblos de América Latina. Cuba y México han librado muchas batallas, unidos en la esfera internacional en las Naciones Unidas y otros campos.

Agradezco infinitamente, queridos hermanos de México, Veracruz, de Tuxpan, de Santiago de la Peña, el caluroso recibimiento, la atención que nos han prestado a nuestras palabras, la emoción inolvidable, el día feliz, los momentos extraordinarios que hemos vivido el día de hoy, muchas gracias”.

En ese año Fidel Castro llegó a México, atendiendo la invitación de Carlos Salinas de Gortari a su toma de posesión. Era el primer día para Don Fernando Gutiérrez Barrios como Secretario de Gobernación; así como para el Gobernador de Veracruz Dante Delgado, y para el maestro Pericles Namorado, como Alcalde de Tuxpan. Así como un invitado especial del Comandante el escritor Gabriel García Márquez.

Remodelación del Museo de la Amistad México – Cuba

El 7 de diciembre de 2015 es reinaugurado el Museo de la Amistad México Cuba con una inversión de 2 millones de pesos aportados entre el Gobierno estatal y municipal,  con la presencia de Dagoberto Rodríguez Barrera, Embajador de Cuba en México; María Luisa Fernández Eguiláz, Cónsul General de Cuba en Veracruz, José Guillermo Herrera Mendoza, Subsecretario de Turismo de Veracruz; Raúl Ruiz Díaz, Presidente Municipal de Tuxpan y Rodolfo Mendoza Rosendo, Director del Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC).

Parte de los trabajos realizados, consistieron en la demolición, reposición, limpieza y pulido de los pisos, losas, cambio de cancelería, reposición del cercado perimetral, colocación de portones y escaleras, jardinería, sanitarios, bancas, sumándose el mantenimiento y mejoramiento de las herramientas multimedios y salas de exposiciones permanentes y temporales.

En la casa convertida en Museo, de la cual partieron los expedicionarios se dan los detalles de la partida del Yate:

“Parten el 25 de septiembre del 86 en una noche de tormenta; el puerto a la navegación estaba cerrado. Sin embargo, ellos sobornaron al capitán del puerto para que los dejara salir y desafiaron el mal tiempo, ellos tenían planeado llegar en tres días a Cuba y se hicieron una semana. No llegaron ni en el lugar, ni el día que tenían planeado, esto les beneficio porque en medio de los expedicionarios había una persona infiltraba es persona, era el delatador que paso esa información al régimen de Batista y los estaban esperando en playas coloradas, pero el barco encallo en punta colorada”.

Un mapa en el Museo señala el recorrido del Granma y otro la separación del grupo y como llegaron finalmente para enfrentar a Batista. Pero antes de ese gran momento en la historia cubana, está el paso de Fidel, Raúl y el Che Guevara por México y el Puerto de Tuxpan. Lamentablemente durante el huracán Diana de 1990 la réplica del Yate Granma se perdió.

Pero la historia sigue vigente y nunca se olvidará que una madrugada del 25 de noviembre de 1956, bajo la lluvia el yate Granma comenzó a navegar sigilosamente por las quietas aguas del río Tuxpan, con 82 expedicionarios abordo listos para la Revolución Cubana.

 

En tu visita a nuestro puerto no puedes perderte este recorrido.

Te recomendamos ver los Documentales:

“Entre Cuba y México” de Macondo Cine Producciones

El Che (2017) producción mexicano-argentino de Anima Producciones, encabezadas por el escritor Francisco Ignacio Taibo II

¿Qué piensan los cubanos de los mexicanos? Jorge De León

Deja un comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: